Por Pamplona

Apenas aterricé en Pamplona ya estaba helado de frío. El hangar que hace la función de terminal del aeropuerto Noain-Pamplona, no hace más agradable la llegada »